Panaderia Jacoby La Calera

Panadería Jacobi: una historia que emociona

Desde el post original de la Municipalidad de La Calera compartimos una historia que emociona, la de la Panadería Jacobi, con más de 80 años de vida, de tradición panadera familiar y socios vitalicios de CIPAC. Para aplaudir de pie.

Nueva edición de Reliquias de La Calera y en la entrega de este domingo vamos a contarles de forma breve la historia de un negocio tan calerense como la historia misma de nuestra ciudad, la Panadería Jacobi, de Don Hugo Jacobi.

Este relato inicia a principios de los 40s, cuando llega desde el Sur Cordobés a la villa de La Calera don Hector Jacobi, descendiente directo de inmigrantes Alemanes quien desde hacia tiempo sufría una afección pulmonar que lo obligo a radicarse en la belleza de las Sierras chicas Cordobesas.

En aquel lejano pueblito de Córdoba, don Héctor soñaba con continuar la tradición del rubro familiar, La Panadería.

Podría decirse que los inicios fueron a unos metros de donde está actualmente ubicada la Panadería Jacobi, mas exactamente hacia el Boticario de Don Sarmiento, ahí comenzó de ayudante don Hector, la panadería se llamaba La Serrana, estos eran los primeros y únicos negocios que existían en el Centro de La ciudad, en una Calera aun casi despoblada.

A mediados del 46 y por medio de un crédito obtenido en el Banco Hipotecario el negocio ya oficialmente a cargo de don Héctor Jacobi se traslada adonde está ubicada en la actualidad, así que podríamos decir que su fundación es anterior a los años 50s.

A la edad de diez años, entra en esta historia don Hugo Jacobi, siendo apenas un niño ya comenzó con el noble oficio de su padre y su abuelo, ayudando en las cargas y también en el reparto por los pocos barrios poblados de nuestra ciudad.

Cuando finalizo el servicio Militar, don Hugo regresa a nuestra ciudad y se hace cargo oficialmente de la panaderia, ya que don Héctor había fallecido.

Los recuerdos de don Hugo son muchos, siempre colaborando con el municipio y sus fiestas ya que la panadería era la más popular del centro de la ciudad, don Hugo colaboraba en diferentes eventos donando facturas para los días del niño o bolsas completas de Pan para acompañar los exquisitos locros para las fiestas patrias.

Don Hugo Jacobi estuvo a cargo de la Panadería desde el año 70 hasta el 2001, cuando por diversos motivos se la alquila a la familia Castro, que se habían desempeñado como empleados de Jacobi durante muchos años.
Entrando a La Panadería Jacobi uno tiene la sensación de ingresar a una capsula del tiempo, el mobiliario, el clima que allí se respira tiene la marca registrada de nuestra ciudad, punto de encuentro de los vecinos, mientras uno espera el pan calentito, se entera de las novedades Políticas actuales o de alguna que otra anécdota de antaño, por eso consideramos a la Panadería Jacobi una reliquia de nuestra ciudad.

Fuente: https://www.facebook.com/municipalidaddelacalera/posts/1744966785808819

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.